¿Cuándo necesitas más hierro?

¿cuándo necesitas más hierro?

Aunque estemos sanos, hay situaciones en las que es aconsejable aumentar el consumo de hierro, ya sea a través de la dieta o con suplementos.

¿Qué es el hierro y qué aporta al organismo?

Si hay un mineral que es sinónimo de fortaleza y vigor, ese es el hierro. Un mineral esencial en nuestro mundo, tanto por dentro como por fuera.

Con el hierro se fabrica la hemoglobina, que se encarga de llevar el oxígeno a los tejidos del organismo. Además, también con  el hierro se produce la mioglobina, la cual transporta el oxígeno a los músculos.

Es por esto que es muy importante para que todos los órganos del cuerpo funcionen correctamente y estén atendidos en sus necesidades de hierro. El cuerpo normalmente obtiene hierro a través de la alimentación, pero también reutiliza el hierro de los glóbulos rojos viejos.

¿Cuándo necesitamos aumentar la dosis de hierro?

Hay determinados grupos que tienen más necesidades de hierro, estos son:

Niños, para su crecimiento.

-Mujeres embarazadas y en lactancia

Deportistas, para la regeneración muscular

-También las mujeres con menstruaciones frecuentes, prolongadas y abundantes, pues pierden mucha sangre durante las mismas.

Siempre sigue las pautas de tu médico o especialista de la salud.

¿Qué consecuencias tiene la falta de hierro?

Una falta continuada de hierro puede hacer que te sientas débil o cansado, con dolores de cabeza, mareos, palpitaciones, problemas para concentrarse, irritabilidad, insomnio y anemia. La falta de hierro influye en la concentración de oxígeno que disminuye en el cuerpo; los principales síntomas están casi siempre asociados al cansancio y la fatiga.

Por ello, cuando tengas alguno de estos síntomas, deberás acudir a tu médico para que pueda ayudarte a solucionarlo y realizarte una analítica.

También el exceso de hierro es perjudicial, y puede darse por problemas hereditarios o consumo excesivo de suplementos de este mineral.

¿Cuáles son los principales alimentos ricos en hierro?

Las vísceras animales son, en primer lugar, una muy abundante fuente de hierro. Las carnes rojas (ternera y buey), así como los mariscos de concha, como berberechos y almejas,  son también muy ricos en este mineral.

También lo encontramos en otros alimentos de origen animal como la morcilla, y en alimentos de origen vegetal como los frutos secos, sésamo, verduras de hoja verde (acelgas, espinacas..), legumbres y los productos integrales.

Los suplementos de hierro

Es importante recordar que no se deben tomar con leche o calcio al mismo tiempo, porque disminuyen su absorción. Hay que esperar al menos 2 horas antes de tomar un suplemento de hierro.

Tienes más información sobre el hierro en nuestra publicación de Octubre de 2018 “Las mejores parejas de vitaminas y minerales”

https://www.ceregumil.com/5221/