¿Que significa tener la certificación GMP?

Significa que el fabricante cumple las “Normas de Correcta Fabricación” (GMP por sus siglas en inglés, Good Manufacturing Practices). Es decir, los productos se fabrican de manera consistente y se controlan aplicando normas de calidad rigurosas acorde con la legislación actual, asegurando que sus productos son seguros y de calidad.

Las GMP están diseñadas para garantizar la calidad de los medicamentos y evitar las posibilidades de contaminación. El sistema de control de calidad GMP de un laboratorio de farmacéutico debe abarcar todo el proceso de fabricación. Para tener el certificado de GMP, el laboratorio debe demostrar que tiene las instalaciones y equipos apropiados, y que sigue los procedimientos aprobados para todas sus operaciones, que van desde hacer los pedidos para recibir las materias primas hasta la producción, el envasado, el almacenamiento, el transporte y la entrega a los mayoristas o farmacias.

La legislación de GMP rige áreas tales como el registro de datos, las cualificaciones del personal, la higienización, la limpieza, las verificaciones de equipos, la validación del proceso y la gestión de reclamaciones. El sistema GMP también requiere la documentación completa para que cada aspecto del proceso de desarrollo, análisis, producción y logística permita la trazabilidad y la retirada del producto en caso de que se detecte algún problema.

En definitiva que una empresa tenga la Certificación GMP garantiza la CALIDAD, la SEGURIDAD y la EFICACIA de sus productos, como es el caso de nuestro Laboratorio y los productos Ceregumil.